Mínimo

Para entender el proyecto de MÍNIMO es necesario dejarse llevar por la sencillez y el carácter genuino cargado de elegancia y sutileza de Alberto y Susana, de Bodegas Cordemei. También es preciso enamorarse (eso es fácil) de un entorno natural como el de Gimileo, un pequeño pueblo de apenas 200 habitantes ubicado en La Rioja Alta, donde su paisaje repleto de viñedos luce imponente.